free site maker

Las bombas de calor geotérmicas utilizan conductos enterrados en el terreno para extraer el calor del suelo.

El suelo se mantiene a una temperatura constante bajo la superficie, por lo que la geotermia se puede usar durante todo el año con un excelente rendimiento.

La geotermia emplea electricidad para su funcionamiento, con rendimientos habituales superiores al 500 %, siendo el sistema más eficiente en la actualidad.

La instalación requiere de un equipo especializado de excavación y/o sondeos, puesto que este apartado es el que determinará el buen resultado esperado en estos equipos.

En ALPHA TRES RENOVABLES colaboramos con empresas plenamente fiables en este importante capítulo de la ejecución.

El calor del suelo se absorbe a bajas temperaturas en un fluido dentro de un bucle de tubería enterrado horizontalmente bajo tierra.

Un compresor eleva su temperatura para calentar agua de los circuitos de calefacción y agua caliente sanitaria de la vivienda.

Normalmente, el bucle se coloca en zanjas de unos 2 m de profundidad, pero si no hay suficiente espacio en el jardín, se puede instalar vertical, hasta una profundidad variable (de 100 a 150 m, generalmente).

Se debe tener en cuenta que el terreno de la vivienda debe ser adecuado para cavar las zanjas o pozos y accesible para la maquinaria de excavación y perforación.

Esta parte de la instalación es la que determina, básicamente, el sobrecoste de la geotermia respecto de los demás sistemas de generación energética.

Al igual que ocurre con la aerotermia, el sistema de calefacción ideal es uno a baja temperatura (suelo radiante o fancoils).

Al dimensionado de la bomba de calor, hay que añadir la determinación de la capacidad térmica del terreno, variable importantísima.

En ALPHA TRES RENOVABLES empleamos bombas de calor y software específico, que permiten que una vivienda unifamiliar gaste menos de 500 € anuales en calefacción y agua caliente sanitaria. No dude en contactar con nosotros para ampliar esta información.