amp template

Las bombas de calor de aerotermia absorben calor del aire exterior, que puede usarse para calentar radiadores, suelo radiante, fancoils y agua caliente sanitaria.

Pueden obtener energía del aire, incluso cuando la temperatura exterior es de -20° C.

Estos equipos funcionan eléctricamente (sin suministro ni almacenamiento de combustibles), si bien sus rendimientos son muy altos: más de un 400 %, frente a poco más del 100 % en las calderas de condensación más modernas.

Su instalación y puesta en marcha son sencillas y seguras, y el mantenimiento mínimo.

Cubren el 100 % de la demanda de calefacción, agua caliente y refrigeración con una sola máquina.

No generan gases, puesto que no se produce combustión, y no precisan de chimeneas.

El calor del aire se absorbe a baja temperatura en un fluido, el cual después atraviesa un compresor, donde se incrementa su temperatura, y transfiere su energía a los circuitos de calefacción y agua caliente de la vivienda.

El gasto de electricidad corresponde al compresor, y puede decirse que por cada kWh eléctrico de consumo, el equipo aporta 4 kWh caloríficos, o lo que es lo mismo, un 75 % del calor resulta gratuito.

La aerotermia aporta su máximo rendimiento trabajando con temperaturas de calefacción bajas, por lo que su aplicación ideal es el suelo radiante.

El dimensionado de una bomba de calor es muy delicado, por lo que en ALPHA TRES RENOVABLES recomendamos cuidar mucho la determinación de la potencia necesaria.

Gracias a nuestros programas de cálculo, somos capaces de conseguir que una vivienda unifamiliar gaste unos 500-600 € anuales en calefacción y agua caliente sanitaria. Consúltenos cómo.